Diferencias entre depresión y duelo.

Posted on marzo 10th, 2010 in Reflexión

Depresión y Duelo suelen compartir algunas características que a veces llevan a confundirlas en el lenguaje cotidiano, la más evidente es el sentimiento de tristeza. La tristeza es una respuesta previsible a la aparición de una enfermedad médica grave y a las consecuencias que de ella se derivan tanto en el plano personal como familiar y social. La pérdida de interés por el entorno y de sentimiento de placer – disfrute con las relaciones (anhedonia) es otro de los síntomas comunes. La prevalencia de trastornos depresivos en pacientes con cáncer y otras enfermedades graves es extremadamente variable en función de las fuentes consultadas con rangos que varían desde el 1.5% al 50%. Existen numerosos factores de posible contaminación de los datos en diferentes estudios que pueden haber sobreestimado la presencia de trastornos depresivos. Entre los más citados se encuentran la asociación no discriminada con el dolor, o la interacción en las quimioterapias con citocínas, corticoides y alcaloides.

La presencia de depresión se ha asociado también en algunos estudios como un factor pronóstico independiente de mortalidad, un menor cumplimiento terapéutico, una peor calidad de vida, mayor duración de los ingresos y un incremento de la sensación de dolor. Por último también se ha puesto el énfasis en la aparición de Trastornos Depresivos como efectos secundarios de numerosos fármacos.

Entre los nueve síntomas utilizados como criterios para el diagnóstico de la depresión encontramos unas diferencias cualitativas que nos permiten establecer la diferencia entre el Duelo y la Depresión:
• El ánimo deprimido, que es un síntoma clave, se presenta en la depresión como un sentimiento que suele ser genérico de tristeza y de vacío mientras que en el duelo la tristeza e incluso el vacío gira alrededor de la pérdida (real o anticipada) de sí mismo o del ser querido.
• En la Anhedonia, el deprimido cuenta una disminución del sentimiento de interés por el entorno o de encontrar placer en las actividades, mientras que en el duelo se relata como un bloqueo ante la idea de muerte, como la necesidad de dedicación mental plena a la búsqueda de una salida que no se encuentra, pasando el interés y el placer a un segundo plano cuando no se vive como un conflicto con la propia aflicción.
• En los sentimientos de culpa depresivos encontramos un sentimiento global de inutilidad, con reproches inapropiados o excesivos. Sin embargo en el duelo, el sentimiento de culpa se basa en lo que el sujeto cree que pudo hacer y no hizo, o en lo que cree que no debió hacer y sin embargo hizo, teniendo todo ello como consecuencia la enfermedad (p.e. Cáncer).
• En los pensamientos de muerte del duelo, no aparecen como en la depresión ideas de suicidio ni deseos de muerte. La muerte, temida, se convierte en un pensamiento recurrente en tanto que es considerada como inmediata e irrevocable. Excepcionalmente, podremos escuchar del paciente con duelo anticipado un deseo de muerte, de que acabe el sufrimiento, cuando la situación se vive como agónica y sin ninguna esperanza (que muchas veces estará ligada a un no control de síntomas como el dolor).
• Por último, en el duelo encontraremos habitualmente un sentimiento de irritabilidad y hostilidad hacía el “mundo”, la “vida”, la “sociedad”, y el “prójimo” totalmente reactiva a la propia enfermedad y a su vivencia de injusticia, que a veces se expresa y afecta más paradójicamente a los más próximos, a sus cuidadores.

Puedes seguir las novedades de esta línea de investigación en el Blog del Grupo Español de Investigación en Psicobioquímica Clinica

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 rating, 3 votes)
Loading ... Loading ...



Deja un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 7 12 ?
 
FireStats icon Powered by FireStats